<< Volver
Los robots se abren paso en el terreno de la vigilancia y la seguridad

Los robots se abren paso en el terreno de la vigilancia y la seguridad

15 Diciembre 2014 / Nosotros

Los nuevos avances tecnológicos caminan a pasos tan agigantados que casi atropellan a nuestro entendimiento. Los robots empiezan a convivir con los humanos realizando sus mismas tareas y el campo de la vigilancia no se escapa a estas nuevas tecnologías. Los últimos descubrimientos se incorporan a las herramientas ya existentes, como las cámaras de seguridad, o los vehículos equipados. Éstos han visto mejorar sus sistemas con diversas propiedades mejoradas, como el seguimiento individualizado o la protección a prueba de cualquier ataque. Y algunos inventos relativamente recientes, como los drones, se han convertido en material básico para determinadas áreas de trabajo.

En los últimos tiempos desde Cyrasa hemos visto proliferar los drones como utensilios básicos en la seguridad y vigilancia de masas, permietiendo llegar a lugares donde el ser humano no puede adentrarse. Y últimamente son cada vez más los casos de robots que  hacen el papel de vigilantes de seguridad.

Nos hemos fijado en varios prototipos para explicaros las diversas funciones que estas inteligencias artificiales pueden tener y las características que pueden aportar al mundo de la seguridad.

La empresa robótica Knightscope ha creado unos robots de metro y medio de altura totalmente equipados, cuya función será ejercer de vigilantes en las empresas de alta tecnologia.

Cuentan con altavoces, láser, sensores de calor y olor, visión en un ángulo de 360 grados, cámara con visión nocturna, reconocimiento óptico de caracteres, análisis de comportamiento, grabación de vídeo y audio, detección de radiación biológica o química y GPS, entre otros equipamientos, y son completamente autónomos en funcionamiento y carga.

Además, pueden comunicarse entre ellos a través de la red WiFi. En cuestión de segundos podrán contactar directamente con la policía ante cualquier emergencia ya que, por suerte, todavía no disponen de armas entre sus herramientas.

Su autonomía es de 24 horas, con lo que pasado ese tiempo necesitará "irse a dormir". Sin embargo, sólo requiere 20 minutos para volver a estar con las pilas cargadas.

Desde Cyrasa sabemos que, aunque el factor humano es totalmente imprescindible en cualquier situación de emergencia, estos robots permitirán llevar a cabo misiones de vigilancia y rescate con más detalle, aportando datos de manera eficaz y rápida, y facilitando la tarea a los profesionales. Así, pueden analizar de manera detallada la zona en la que se ha producido un delito y sus cámaras pueden leer hasta 300 matrículas de coche en un minuto. Otra de sus peculiaridades es que disponen en su parte superior de un botón que puede ser presionado por cualquier persona que necesite un poco de ayuda. 

Microsoft es una de las primeras empresas que ha decidido confiar la seguridad de su campus en Silicon Valley a estos robots, que acompañarán a los efectivos que ya tiene contratados. 

En este vídeo podéis ver cómo funciona:

Por otra parte, durante el Congreso Humanoids 2014, celebrado recientemente, salieron a la luz varios proyectos de robots cuyas habilidades dejaron estupefactos a los asistentes. Además, se habló del futuro de la robótica a través de varios prototipos.

Destacó Nao, un pequeño robot de aspecto amigable que, por su sencilla programación, puede ser usado incluso por niños de seis años.

En España, la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), con su Robotics Lab, y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) -asociada con el Centro Superior (CSIC)-, con su Centro de Automática y Robótica (CAR), se han convertido en las apuestas más fuertes para el avance de esta tecnología en nuestro país. El robot estrella del Robotics Lab es Teo, presentado por primera vez en sociedad en este evento, diseñado para hacerle la vida más fácil a las personas y mejorar la calidad de vida de ancianos y discapacitados, según señalan sus propios creadores.

Además de estos, durante el afamado Congreso se presentó un robot capaz de conducir o se habló de la posibilidad de desarrollar cerebros robóticos como RoboBrain, un robot de bajo coste diseñado para ayudar a la tercera edad.

Aunque todavía el coste de estos robots no permite disponer de grandes cantidades ni que todas las empresas puedan adquirirlos, su existencia refleja ya un cambio en actividades como la vigilancia y la seguridad que se tornará real. Prueba de ello son los drones, que actualmente se están incorporando en masas en numerosas empresas cuando hace unos años era totalmente imprensable. 

 

Comparte esta entrada

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.

Saber más Aceptar