<< Volver
Los riesgos de la domótica en las smart homes

Los riesgos de la domótica en las smart homes

24 Enero 2019 / Otras

Una de las tendencias de los últimos años que más ha conseguido fascinarnos a todos son las smart homes, viviendas inteligentes que hacen más fácil la vida de quien las habita, con algunas funcionalidades impensables hace décadas, que nuestros antepasados contemplarían estupefactos. Porque cómo explicarle a nuestros abuelos o bisabuelos que hay viviendas en la actualidad en las que puedes hacer la compra con la nevera o programar la hora a la que ha de ponerse la lavadora. Seguro que muchos nos acusarían de mentirosos y se mostrarían totalmente incrédulos ante nuestro relato.  Pero no, ni esto es mentira ni es un relato de ciencia ficción. Las smart homes son una realidad que ha llegado para quedarse. Pero ¿conocemos los riesgos de la domótica en las smart homes?

La domótica es el conjunto de procedimientos llevados a cabo para automatizar una vivienda o inmueble. Técnicas relacionadas con la seguridad, la eficiencia energética, el bienestar o las comunicaciones constituyen este puntero sistema tecnológico. Pensar en una casa en la que todo está interconectado y automatizado nos produce una admiración inaudita, pero debemos ser conscientes de los riesgos de la domótica en las smart homes.

Un elemento aparentemente tan inocente como una televisión, concretamente lo que conocemos como smart TV, puede ser el detonante de graves e irreparables ciberataques. A través de la estrategia conocida como “by drive download”, los hackers aprovechan las deficiencias de la red para introducirnos software maliciosos que buscan recabar todos nuestros datos e información. Los propietarios o usuarios de la smart TV clican sobre un enlace que contiene sin saberlo un virus fraudulento, desde el que se accederá al dispositivo. Una vez conseguido el acceso a la smart TV, el trabajo de los ciberdelincuentes consistirá en acceder a todos los dispositivos conectados a esa misma red. Es decir, las posibilidades de acceder a todos los aparatos o dispositivos electrónicos gracias al hackeo de un solo dispositivo son muy altas, por lo que toda precaución es poca en la seguridad de nuestras viviendas e inmuebles. La problemática es mayor cuanto mayor sea el número de dispositivos conectados en la vivienda. A más dispositivos, más información, y a más información, mayor riesgo de ser víctimas de un ciberataque.

Las empresas con las que interactuamos en nuestro día a día también pueden ser artífices de prácticas fraudulentas ejercidas sobre nuestra privacidad y seguridad. La empresa que ha fabricado nuestros dispositivos IoT (Internet of Things) puede estar vendiendo toda la información que posee sobre nosotros a empresas encargadas de comercializar distintos bienes y servicios. Esto puede dar lugar a que la publicidad y las ofertas que nos lleguen estén estrechamente vinculadas con aquello que más nos interesa, pues detrás hay una estrategia de análisis y estudio de nuestros hábitos, gustos, rutinas y necesidades.

No se trata de sembrar el pánico o mostrarse reacio a la implantación de la tecnología en nuestra vivienda, sino de ser conscientes de los riesgos a los que nos enfrentamos y actuar con conocimiento y responsabilidad. Hay 3 acciones que serán claves en la prevención y protección de tu privacidad: conocer los dispositivos y sus vulnerabilidades, estar al tanto de la política de privacidad de cada uno de los dispositivos y mantener todos los dispositivos actualizados. No cabe duda de que el conocimiento es el mejor aliado para proteger nuestra privacidad y la seguridad de las smart homes.

Comparte esta entrada

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.

Saber más Aceptar