<< Volver
¿En qué consiste el timo del chicle en las joyerías?

¿En qué consiste el timo del chicle en las joyerías?

20 Diciembre 2018 / Otras

Como mencionábamos en nuestro anterior post, la llegada de la Navidad es una cita grabada a fuego en la mente y el calendario de los cacos, que aprovechan estas fechas para ejecutar hurtos y robos en el interior de los comercios.

Durante estos días, los informativos y principales medios de comunicación en España se han hecho eco de una nueva estrategia utilizada por los ladrones para llevar a cabo robos en joyerías. Las joyerías han sido desde siempre uno de los grandes atractivos de los amantes de lo ajeno. Pese a que con la llegada de la crisis perdieron cierto status económico, puesto que su oferta no era un producto de primera necesidad, y hubo que ajustarse a las posibilidades monetarias, lo que es cierto es que siempre ha sido un tipo de negocio que se ha vinculado estrechamente con la riqueza y ostentación de dinero. Es por ello que es uno de los blancos favoritos de los ladrones a la hora de practicar un robo.

En esta entrada vamos a advertiros del nuevo fraude que se está llevando a cabo para robar joyas y objetos de valor en el interior de las joyerías: el timo del chicle. Sí, has leído bien. Lo que para muchos es una simple goma de mascar, elemento imprescindible en la infancia, en la vida de los nostálgicos o para quienes están dejando atrás el vicio al tabaco, para otros es la herramienta aliada para ejecutar robos que pueden suponer grandes pérdidas económicas.

En el timo del chicle actúan dos personas, el primero es quien entabla conversación con el joyero o joyera que se encuentre en ese momento en el negocio, y el segundo es quien actúa como cómplice culminando el robo. El primero de ellos es el encargado de actuar con normalidad, pedir información sobre la joya en cuestión en la que supuestamente está interesado y dejar que el dependiente le vaya mostrando cada una de ellas. En ese momento, el ladrón aprovecha para pegar un chicle debajo del mostrador, adhiriendo a él la joya en cuestión. Acto seguido, su cómplice acompañante es quien se encarga de despegar del chicle dicha joya, finalizando así el acto delictivo.

Si algo destacan los gerentes y encargados de las joyerías es la dificultad a la hora de percatarse de la ejecución de delitos como este, en el que los ladrones son personas experimentadas que ejercen el robo sin miramientos. La Policía Nacional ha dado la voz de alarma para que las joyerías y comercios activen todas las alertas en la prevención y seguridad de sus negocios. El propósito es que la Navidad sea para todos una fiesta y una oportunidad para aumentar los resultados económicos, no una excusa para que profesionales del robo y el hurto en establecimientos conviertan en una pesadilla estos días de festejo y celebración.

La presencia de un óptimo sistema de cámaras de videovigilancia puede resultar fundamental a la hora de proceder a la identificación de los posibles sospechosos del delito, y a su posterior puesta en manos de la justicia. En Cyrasa nos encargamos de la instalación y el mantenimiento de los equipos de seguridad necesarios para salvaguardar la integridad y seguridad de tu negocio. Llama al 969 21 01 64 y solicita toda la información que necesites.  

Comparte esta entrada

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.

Saber más Aceptar